Pulimentación Barcley Plus

El proceso de pulido de un vehículo permite que la pintura de acabado vuelva a recobrar la vistosidad y el acabado que tenía cuando el vehículo era nuevo. Durante el paso del tiempo, la pintura se ve sometida a distintas agresiones que provocan su deterioro. Factores meteorológicos, roces, excrementos de pájaro o los rodillos de los lavaderos son algunos ejemplos de situaciones en las que la pintura de cualquier vehículo puede verse dañada.

El propósito del pulido es limpiar en profundidad la pintura de nuestro coche.

La realidad es que todas las pinturas envejecen debido a múltiples causas:

Para que la pintura vuelva a recobrar su vistosidad hay que pulirla. No es posible realizar el pulido en vehículos con laca despellejada.

 

Contacta con nosotros