Tratamiento de cerámica

El tratamiento cerámico o Coating Cerámico es una técnica al auge que se encarga de brindar protección a la pintura externa del coche, así como otros elementos y materiales del mismo.

Dicho tratamiento consiste en la preparación previa de la carrocería y posterior aplicación de un producto sellador para aportar a la pintura del coche una mayor protección. Protegiendo, entre otros, de los agentes externos, evitando que la misma se deteriore con el paso del tiempo. Además de ayudar a devolverle la vida a la pintura, aportando brillo y protección duradera entre 2 y 5 años, siempre respetando las indicaciones de cuidado del vehículo.

Los beneficios de este tipo de productos son notables desde el instante en que se aplican. El recubrimiento se encarga de rellenar cada uno de los poros de la superficie del vehículo, dejándola evidentemente suave y completamente lisa al tacto. De esta forma, evitando que el polvo y la suciedad se incruste en dichos poros.

Además el brillo que ofrece el tratamiento a la pintura es instantáneo. Se nota al primer contacto pasadas las primeras 24 horas tras su aplicación. y también resulta ser repelente a los efectos del agua.

Tener un tratamiento cerámico conlleva realizar la limpieza del coche de la manera correcta. Siempre con productos adecuados que no dañen el tratamiento y la pintura.

 

Contacta con nosotros